Nosotros

Sobre la Dirección de Habilitación

La Ley General de Salud, en su Art. 100 establece que le corresponde al Ministerio de Salud Pública (MSP), la habilitación de las instituciones o establecimientos de salud, y trazar los lineamientos normativos generales para la acreditación, sobre la base de los cuales se dará cumplimiento a las funciones atribuidas en este Artículo. El MSP, a través de la Dirección General de Habilitación y Acreditación, adscrita al Viceministerio de Garantía de la Calidad, ha desarrollado un conjunto de acciones a fin de que el Sistema Nacional de Salud cuente con un Sistema Nacional de Habilitación que garantice estándares mínimos de calidad. La Habilitación de establecimientos de salud, se fundamenta en el proceso de evaluación mediante el cual el MSP, otorga la licencia de funcionamiento a un establecimiento de salud que ha cumplido con la totalidad de requerimientos establecidos. Para apoyar este proceso se han elaborado un conjunto de normativas para la Habilitación de establecimientos y servicios de salud.

Misión

Asegurar que los establecimientos y servicios de Salud cumplan con las condiciones establecidas, a través de la verificación y seguimiento al cumplimiento del marco normativo vigente, garantizando a la población servicios con calidad.

Visión

Instancia con una gestión altamente efectiva, reconocida como rectora de los procesos de habilitación y acreditación de servicios y establecimientos de salud, con un personal calificado y comprometido, para garantizar la calidad de la atención en salud a todos los usuarios.

Valores

  • Transparencia: Nuestros procesos están abiertos para consulta y al escrutinio público.
  • Confidencialidad: Nos responsabilizamos, protegemos y manejamos con discrecionalidad las informaciones de los establecimientos de salud.
  • Equidad: Estamos comprometidos a servir de igual manera a todos los usuarios según sus necesidades, independientemente de la condición política, religiosa, social y económica.
  • Ética: Trabajamos apegado a la moral y a los criterios establecidos en nuestras normas y reglamentos.
  • Responsabilidad: Realizamos nuestras actividades con un alto nivel profesional, compromiso, entusiasmo y apego a la ética.
  • Solidaridad: compartimos los acontecimientos referidos con nuestros compañeros de la organización.